Ahorro y tecnología con un toque personal

Trabajar en Londres: qué papeleo hace falta y algunos consejos
Trabajar en Londres es posible. Si tienes ahorros, tolerancia a los días nublados y fuerza de voluntad, podrás vivir y encontrar un trabajo aquí. Incluso ser feliz.
Antes de nada, hay que ser consciente de que, en esta ciudad, la vivienda y el transporte son muy caros (¡carísimos!). Como referencia, yo y mi novia pagamos actualmente unos 1.000 euros mensuales en Zona 2 por un pequeñísimo bedsit (cocina y cama en una misma habitación, el baño es compartido). Y ahora este precio incluso se puede considerar barato. El transporte son unos 150 euros mensuales. Por lo que si no consigues un trabajo rápido, en Londres agotarás enseguida tus ahorros.
Dicho esto, simplemente detallo qué papeleo y trámites son necesarios para venir a trabajar a Londres (para un ciudadano español o europeo).  Aunque al principio intimida, es más fácil de lo que parece.

Papeleo básico

  • Dirección. Primero debes tener una dirección, que vas a tener que dar en los primeros trámites. Si aún no tienes un sitio fijo, puedes simplemente dar la de tu hotel de manera provisional. Cuando ya tengas un sitio fijo, tendrás que solicitar los cambios de dirección en los distintos sitios.
  • Cuenta bancaria. El paso clave (y a veces lo más difícil) es abrir una cuenta bancaria. A partir de ahí todo viene rodado. Muchos bancos suelen poner bastantes trabas a los extranjeros. Sin embargo, Lloyds es bastante conocido por poner pocas pegas. Para abrir una cuenta sólo hace falta un pasaporte. Aquí lo explican. Te enviarán la tarjeta de débito y las contraseñas a la dirección que des. Por eso debes asegurarte de que vas a poder recoger el correo en la dirección que diste durante, al menos, una semana. Aquí los bancos no tienen ninguna comisión en las cuentas básicas y puedes sacar dinero gratis desde casi cualquier cajero.
  • National Insurance Number. En cualquier trabajo te pedirán un número que se llama National Insurance Number (también conocido como NIN), similar al de la Seguridad Social. Simplemente pides cita por teléfono y te concertarán una hora para la oficina más cercana a donde vivas. Estas oficinas se llaman Job Centre. Aquí puedes ver los teléfonos de contacto. El día de la cita, te harán una entrevista y tendrás que rellenar unos formularios. Siendo europeo no te pondrán mayores pegas.

Otros consejos

Hecho esto, ya tienes lo fundamental: una dirección, cuenta bancaria y el número de la seguridad social. Pero aquí no termina todo.

  • Número de teléfono. Obviamente, también te hará falta un número de móvil inglés. Como consejo, lo más fácil es acercarse a una tienda de Three y coger una SIM de prepago. Las llamadas son a 3 peniques (sin establecimiento), los SMS a 2 y el MB de internet a 1. Muy barato. También encontrarás las SIM de prepago en quioscos, supermercados, etc. Si luego te interesa otra compañía, siempre puedes portar tu número. GiffGaff (de Telefónica) es también muy popular entre la comunidad hispana, aunque en este caso no es posible comprar la SIM en una tienda física. Tanto en Three como en GiffGaff las llamadas internacionales son muy baratas (2-3 peniques el minuto a fijos de España). En el caso de Three, es imprescindible marcar un código antes del número para que te apliquen la tarifa económica. Varía según el país de destino y si es fijo o móvil. Los puedes ver aquí.
  • Referencias. A la hora de buscar empleo, verás que es habitual que te pidan referencias de antiguos trabajos ingleses (contacto de tus jefes, etc.). Obviamente, como recién llegado a Reino Unido, es imposible que las tengas. Puedes poner a tu casero, un conocido o alguien de España. Por probar.
  • Guarda las facturas. Cuando te lleguen cartas del banco o similares, consérvalas como oro en paño. Porque son muy útiles para papeleos posteriores, como prueba de tu lugar de residencia.
  • Médico. Sólo tienes que buscar cuál te coge más cerca y te gusta más de los de aquí. Después te acercas al centro y rellenas un formulario de registro.
  • Encontrar habitación. Lo de encontrar un sitio decente donde vivir es lo más difícil de esta ciudad. No hay mucho secreto: buscar mucho y ser desconfiado. Eso sí, mucho cuidado con los timos, porque abundan. Si algo es notablemente más barato que la media, hay que sospechar. Las webs más conocidas son: Gumtree (anuncios clasificados), Zoopla (alquiler de pisos y estudios, normalmente de agencia) y Spareroom (para compartir piso). También merece la pena echar un vistazo a moveflat,  una pequeña web algo alternativa que a veces tiene algunos anuncios interesantes.
Hasta aquí lo fundamental. El resto es googlear y consultar páginas como Foro Londres o Guirilandia. Una vez llegues a Londres, pon todo tu empeño. Aprovecha la experiencia. Disfruta del trabajo que tengas, sea en una cafetería o en una oficina. Aprende inglés. No te deprimas. Y cuando te canses, vuélvete.
Etiquetas: ,

1 comentario

Comentar

Top