Ahorro y tecnología con un toque personal

Periodismo, SEO y la nueva pirámide invertida

SEO y periodismo no se llevan bien. Los periodistas tienden a pensar que escribir aplicando principios de SEO es una manera de pervertir el periodismo y el contenido. Con el SEO, en vez de escribir para los lectores, “se escribe para la máquina”. Un cliché erróneo que, por cierto, también repiten profesionales de otros sectores del mundo online.

En realidad, los periodistas deberían empezar a ver el SEO como la nueva pirámide invertida del siglo XXI. Y, como el SEO, la pirámide invertida nació a causa de una razón técnica.

La pirámide invertida en periodismo

La pirámide invertida es un estilo de redacción periodística que dice que un artículo debe explicar primero los hechos más importantes. Dejando para después los detalles y elementos secundarios. Una forma de redacción que se contrapone al orden cronológico y más literario, habitual antes de que se extendiera el uso de la pirámide.

Aunque el origen preciso de la pirámide invertida no está del todo claro, generalmente se asocia con la aparición del telégrafo. En la Facultad de Periodismo me enseñaron que, durante la Guerra de Secesión estadounidense, los reporteros tenían que informar primero de los sucesos más importantes porque las comunicaciones se interrumpían fácilmente. Por lo que el relato cronológico no funcionaba. Sin embargo, preparando este post, he descubierto que esta historia parece que en realidad es falsa.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que antes del telégrafo, la crónica de un corresponsal podía tardar semanas en llegar a la redacción de su diario. Por lo que un estilo de redacción urgente no tenía demasiado sentido. El telégrafo trajo la inmediatez, el sentido de urgencia en la noticia, y por tanto esto probablemente empujó a un estilo de redacción más rápido y directo, como la pirámide invertida.

El SEO es la nueva pirámide

El SEO también surge de una nueva realidad técnica. Hay gente que hace preguntas en buscadores de internet. Y los buscadores intentan responder a esas personas con las páginas más relevantes de ese tema que existen en el vasto internet. Pero los buscadores tienen una inteligencia limitada y no siempre comprenden bien la relevancia o la calidad de cada texto o página.

Los buscadores no nos piden que escribamos para ellos (¡todo lo contrario!). Nos piden en realidad que escribamos organizando bien la información, siendo claros en lo que queremos explicar, con un lenguaje rico y citando fuentes. Y si además nuestro artículo se comparte, muchísimo mejor.  En realidad, es una forma de pirámide invertida ampliada.

No escribimos para Google. Lo hacemos para que la personas que buscan información, nos encuentren. Porque si nuestro texto es valioso, merece ser encontrado. No hay periodismo sin comunicación. Y si escribimos un gran tema pero el lector interesado en él no es capaz de encontrarlo, hemos fracasado como comunicadores. El SEO es un aliado de la comunicación.

Adiós a la mala fama del SEO

¿Por qué entonces el SEO no ha tenido la importancia que merece entre los periodistas? Primero, porque el SEO también ha tenido su etapa negra. Y hay personas que han intentado engañar a buscadores y usuarios mediante las técnicas de “Black Hat SEO”. Pero los buscadores han madurado y cada vez reconocen mejor la calidad de una página. Por lo que estas técnicas son cada vez más inútiles.

Pero la razón que yo creo más importante es porque se mantienen antiguos hábitos de comunicación. Antes los ciudadanos se informaban de manera pasiva. El mundo comenzaba en la portada del diario y terminaba en su contraportada. No había manera de buscar nada, a menos que se fuera un investigador y se visitara una hemeroteca o un archivo.

Ahora la comunicación también es activa. Alguien oye hablar de alguna noticia en la televisión (o un conocido se la comenta) y acude a internet para encontrar más detalles. El lector de noticias ya no solo es lector, ahora también es buscador. Por lo que la noticia ahora tiene dos escaparates: la portada de un diario o un blog y las múltiples portadas de la página de resultados del buscador.

Además, el SEO democratiza la comunicación. No hace falta una rotativa para publicar una noticia. El mejor artículo de un tema puede encontrarse en un pequeño blog, en una gran cabecera o una página comercial. Y un artículo de un pequeño blog puede aparecer antes que el de una gran cabecera si es más relevante. Gracias al SEO.

Larry Page, cofundador y CEO de Google, decía justo al final de esta conferencia de TED que él ve al buscador como un periódico. Ya que tienen la responsabilidad de ofrecer información correcta y objetiva. El SEO simplemente define las reglas de funcionamiento para aparecer en esos nuevos periódicos que son los buscadores.

2 comentarios

  • Ene 27,2017
    Buscar trabajo en España (mi experiencia y consejos) | Sergio Uceda (blog)

    […] -octubre 2016- he estado buscando trabajo. Soy periodista, pero me he ido especializando en el SEO y la gestión de contenidos online. Sin ser mi prioridad, tampoco descartaba desempeñar tareas de […]

    Reply Responder
  • Abr 14,2016
    Freelancer

    El Seo hace que cambiemos la manera en la que escribimos para adorar a Google, en realidad no deberíamos realizar nuestros artículos pensando en Google, si no que Google debería pensar en nosotros, pero lamentablemente hay demasiadas empresas compitiendo por el Top3

    Reply Responder

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top