Ahorro y tecnología con un toque personal

Veoh cierra

Veoh, uno de los mayores competidores de YouTube, cierra tras declararse en bancarrota. A diferencia del servicio de Google, Veoh daba la posibilidad de alojar vídeos de larga duración (de una o dos horas). También ofrecía la posibilidad de descargarlos. El portal estaba intentando ser vendido, pero una demanda de Universal Music –la mayor discográfica del mundo- lo ha hecho imposible. Desde Twitter, un miembro de la junta directiva ha escrito: “Veoh ha muerto. La demanda de Universal ha sido la principal asesina. Ganamos la batalla pero fuimos heridos de muerte”.

Veo y derechos de autor

La discográfica les acusaba de alojar contenido con derechos de autor. Veoh se defendió alegando que había utilizado medidas para evitar que se utilizasen sus servicios con este fin. Además la compañía se había acogido a la Digital Millenium Copyrigt Act, que les proporcionaba cierta protección ante los usos inadecuados que pudieran hacer algunos usuarios. Ganaron el juicio, lo cual es bueno para el sector, ya que sienta jurisprudencia. Pero ha sido un desgaste demasiado grande para una compañía ya debilitada. Todos los bienes tendrán que ser vendidos para poder pagar a los acreedores.

La empresa, a pesar de tener inversores procedentes de compañías como Time, Warner, Intel o Goldman Sachs que le proporcionaron 70 millones de dólares, tuvo que despedir el año pasado a un tercio de su plantilla. Entonces, el fundador de la empresa, Dimitry Saphiro, tomó las riendas desde la posición de CEO. Intentó redirigir la compañía hacia un navegador web, y no un reproductor de escritorio como hasta entonces había hecho. La estrategia no funcionó. La demanda de la discográfica, sumada a la situación macroecónomica, ha conducido Veoh a la quiebra. La desaparición de Veoh se suma a la larga lista de servicios fallidos que intentaron competir con YouTube: Mobuzz, Stage6, Google Video… Pero también deja el camino libre a otras compañías que aún siguen, como Dailymotion, Vimeo o Megavideo.

Vía | LibertadDigital.com

Comentar

Top