Ahorro y consumo con un toque personal

Autor

—– texto desactualizado —–


Hola! Soy Sergio Uceda y actualmente estudio 3º 4º de periodismo en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona. Hago este blog para poder guardar los artículos que escribo. También para hablar de algunas noticias que encuentro y que creo que merece la pena compartir. Aún creo en el periodismo objetivo honesto y en la tolerancia y respeto hacia aquello con lo que se discrepa profundamente. Pienso que -a priori- no hay ideas malas, sino malos debates asociados a una mala comunicación. He estudiado también tres años de física en la Universitat de Barcelona, porque desde pequeño siempre tuve curiosidad por entender cómo funciona todo. Los átomos, el mundo y el universo. En el cuarto curso hice un Erasmus de nueve meses en París, en la Université Paris-Sud XI y en la École Normale Supérieure. Cuando volví a Barcelona no continué con la física. En cierto modo, la carrera me había decepcionado. Ya que, a mi modo de ver, la abstracción matemática tenía demasiada importancia en relación a la propia realidad, a saber qué está pasando. De todas formas, estar en París fue una gran experiencia y me sirvió, entre otras cosas, para cumplir uno de mi grandes deseos, aprender francés y vivir en el extranjero. También para ver otra manera de entender la cultura y el conocimiento. Allí me hicieron una de las mejores preguntas que he visto nunca en un exmanen: “Belleza, simplicidad y verdad en las ecuaciones de la física teórica. Exponga sus argumentos”. Acabé en periodismo casi por casualidad. Ya que, una vez decidí dejar la física -no sé aún si provisional o defitivamente, sólo me queda un año-, me atrajo el plan de estudios de la UPF. Aunque quizás no sea vocacional -nunca pensé seriamente en ser periodista-, es verdad que siempre me ha gustado escribir, leer periódicos distintos, escuchar radios internacionales, ver los canales extranjeros del satélite, la informática, hacer pequeños vídeos, la fotografía, las novelas de aventuras y policiacas… Y ahora, visto de forma retrospectiva, parece que el periodismo es una buena forma de canalizar estos intereses. Mi gran deseo (por desear que no quede) es ser corresponsal en el extranjero. Mientras más hostil y extraño sea el país de destino, mejor, más que aprender. Me encanta sumergirme en otras realidades, viajar (en autostop, tren o como sea), pero -por extraño que parezca- detesto hacer turismo (al menos, turismo convencional). Mi lengua materna es el castellano. Hablo también catalán (con acento castellano), francés (recién levantado por la mañana tengo serias dificultades con la r francesa, y pronunciar “RER” se convierte en un suplicio) e inglés (aunque, por falta de práctica, se me está oxidando). Me gustaría mucho aprender árabe (de momento tengo libros y un diccionario lo estudio en la Escuela Oficial de Idiomas). En algunos de mi ratos libros intento aprender algo de italiano. Y no descarto en un futuro (probablemente lejano) aprender alemán o portugués. Contrariamente a lo que pueda parecer, las lenguas no son mi fuerte. De pequeño hacía abundantes faltas de ortografía. Hasta que una colección de libros de aventuras me tuvo sentado en la taza del váter leyendo durante muchas horas. Desde entonces, comencé a preocuparme por escribir bien, mejorar mi inglés, etc. Hasta acabar en una carrera de letras.

antiguos subtítulos del blog:
“¿y si los breves fueran portada y las portadas fueran breves?” (hasta el 23 de octubre del 2011)

Top